La Inteligencia Emocional y su Importancia en el Trabajo


miércoles, 11 de mayo de 2022

La Inteligencia Emocional es hoy en día una de las habilidades más valoradas en el ámbito profesional. Esta es una habilidad que puede ser desarrollada, por lo que brinda la oportunidad de obtener un crecimiento profesional. 



La inteligencia emocional es un término que existe desde la década de los 90 aproximadamente, y rápidamente fue cobrando una mayor relevancia dentro del campo de la psicología empresarial y el estudio de la dinámica del lugar del trabajo. Es una habilidad que los profesionales pueden desarrollar y que actualmente es altamente valorada por las empresas modernas. 

Esta habilidad hace referencia a la capacidad que un profesional adquiere para interpretar, comprender y administrar las distintas emociones de uno mismo, como también de aquellos que lo rodean. Se basa en la habilidad que una persona tiene para mantener la calma ante situaciones en donde se trabaja bajo mucha presión, además de tener la capacidad para ayudar a que los demás se sientan cómodos y de comprender en qué sentido tu comportamiento puede afectar el entorno que te rodea. 

Como se mencionó anteriormente, la inteligencia emocional es una habilidad que puede desarrollarse. Una de las maneras para desarrollarla es tener en cuenta la gran satisfacción que una persona puede llegar a sentir al momento de haber cumplido con todos los objetivos propuestos. Ese pensamiento es una fuerza que motiva a un profesional y, a la vez, lo ayuda a seguir avanzando. 

Entonces, una persona puede contar con toda la experiencia que se necesita para un trabajo, pero si este profesional no tiene la capacidad suficiente que le permita comunicarse dentro de un equipo y, al mismo tiempo, no puede controlar sus emociones, por ende, eso resultará en un impacto negativo en cuanto a la calidad de su trabajo. 

¿Cómo Aplicar la Inteligencia Emocional en el Ámbito Laboral?

La inteligencia emocional es una habilidad que se encuentra íntimamente relacionada con el equilibrio emocional. Este equilibrio afecta la vida personal de una persona, además, de que es de suma importancia tanto para el trabajo como para el desarrollo profesional.

Dentro de una empresa, la inteligencia emocional es altamente valorada ya que brinda muchos beneficios. Los profesionales experimentan una mayor satisfacción en el trabajo, también permite desarrollar un mejor liderazgo de los superiores, además de que ayuda a reducir el estrés en el entorno, sobre todo cuando se trabaja en equipo. 

Por lo tanto, la inteligencia emocional puede afectar a una organización con un impacto tanto positivo como negativo. Las entidades en las que los empleados presentan un nivel alto de inteligencia emocional desarrollan un mayor compromiso por parte de sus trabajadores. 

En cambio, aquellas que tienen un nivel bajo, en lo que respecta a la inteligencia emocional, son las empresas y organizaciones que cuentan con un aumento en el cambio de personal, bajas en la productividad y, por ende, un menor número de ventas. 

5 Habilidades Esenciales que Componen la Inteligencia Emocional 

  1. Autoconocimiento. Comprender las propias emociones es un primer paso fundamental, es decir el autoconocimiento es la conciencia que uno tiene sobre sí mismo. Consiste en conocer las fortalezas, debilidades, los objetivos que uno se propone en la vida y cómo se quieren alcanzar. El autoconocimiento es una habilidad que puede ayudar a una persona a saber qué es lo que la hace diferente de los demás dentro del ámbito laboral. 
  2. Autocontrol y autogestión de las propias emociones. Una vez adquirida la capacidad para reconocer y distinguir las propias emociones, es posible comenzar a manejarlas y administrarlas. El auto-control y autogestión o la autorregulación, es una habilidad que permite que un profesional no se deje llevar por factores externos, sino, en cambio, le permite concentrarse en la tarea que debe llevar a cabo. La autorregulación brinda la capacidad para que una persona reconozca en qué momento y de qué manera expresar sus emociones en el entorno empresarial. 
  3. Motivación. En este caso, la motivación hace referencia a la habilidad de aquellos profesionales que establecen y persiguen ciertos objetivos para su propia realización personal. Esta motivación por lo general se suele ver impulsada por la pasión y la motivación personal. Esta competencia les permite a los empleados, no solo a trabajar duro para satisfacer a los jefes, sino más bien, a esforzarse por conseguir mayores logros personales mediante una inteligencia más emocional.  
  4. Empatía. La inteligencia emocional además de basarse en las emociones de uno mismo, también implica el esfuerzo que conlleva entender las emociones de los demás empleados. Para poder desarrollar un nivel alto en inteligencia emocional, es imprescindible contar con la capacidad para reconocer como así también aprender de los errores cometidos en el pasado y comprender diferentes perspectivas y pensamientos. Es necesario que un profesional haga un esfuerzo por entender las emociones de los demás, aunque se puede no estar de acuerdo, pero sí es importante tener esa capacidad de ponerse en el lugar de otro empleado para así poder ayudarlo a manejar sus emociones. 
  5. Gestión de las Habilidades Sociales. En este punto, los profesionales que suelen contar con un buen desarrollo de su inteligencia emocional adquieren en el proceso buenas habilidades sociales. Con esta habilidad, en conjunto con las habilidades anteriormente descriptas, un profesional tendrá la capacidad para trabajar las relaciones y las interacciones con los demás trabajadores de la misma empresa, haciendo que cada relación sea la adecuada en cada momento. Por consiguiente, se trata de ser una persona accesible, cautivadora, transparente, y de asegurarse de que las personas con quienes se interactúa puedan sentirse cómodas y escuchadas dentro del entorno laboral. 

Dado todo esto, es posible aprender las habilidades emocionales para obtener los beneficios que las mimas ofrecen tanto en el plano personal como en el laboral, también. Además, estas habilidades que los profesionales pueden adquirir, permiten, más que nada, obtener mejores resultados a nivel organizacional.

Estudiar Inteligencia Emocional

En la Escuela Iberoamericana de Postgrado ESIBE podrás encontrar el MBA Experto en Inteligencia EmocionalUn programa de posgrado a distancia, que te permitirá estudiar desde la comodidad de tu hogar sin necesidad de que te mudes de Ecuador hacia otra ciudad, ni mucho menos de tener que trasladarte hacia la institución. 

ESIBE es una universidad a distancia que mediante el MBA en Inteligencia Emocional te permitirá adquirir y desarrollar las habilidades que componen a la inteligencia emocional. Podrás, entonces, convertirte en un profesional especializado en el desarrollo de la inteligencia emocional. 

Estudia en ESIBE a distancia el MBA Experto en Inteligencia Emocional para agregarle valor a tu carrera y llegar a ser un profesional de mucho valor para las empresas de hoy en día. 

Un equipo que puede comunicarse y entenderse con los demás de manera adecuada, inevitablemente, va a funcionar mejor. Las habilidades descriptas anteriormente hacen referencia a una comunicación sólida, tanto de un profesional con su equipo de trabajo como también consigo mismo. De modo tal, que para ser capaz de comprender al otro y a sus emociones, es crucial primero poder entenderse a uno mismo. 

Si deseas averiguar un poco más sobre la Escuela Iberoamericana de Postgrado ESIBE y sus Carreras a distancia, puedes continuar navegando por nuestra página web o dar clic sobre los enlaces en negrita. Si tienes dudas pendientes, puedes completar el formulario que aquí mismo aparece así un asesor académico se contacta de inmediato contigo para brindarte una información más detallada de lo que buscas. 




Obtén Información al Instante

Al solicitar informes autorizo a universidades.com.ec, a sus dependientes, subcontratados o asociados a contactarme para asesorarme en relación a propuestas educativas relacionadas con cualquiera de las alternativas existentes en el territorio ecuatoriano.